Estás en: > Beatriz Fernández Aucejo ha dirigido por primera vez a la Orquestra de la Universitat en el tradicional concierto de apertura del curso académico

Beatriz Fernández Aucejo ha dirigido por primera vez a la Orquestra de la Universitat en el tradicional concierto de apertura del curso académico

Beatriz Fernández dirigiendo la Orquestra FIlharmònica de la UV.

Beatriz Fernández dirigiendo la Orquestra FIlharmònica de la UV.

La Universitat de València ha celebrado su tradicional concierto de apertura del curso académico 2018-2019 en el Palau de la Música. La Orquestra Filharmònica, bajo la dirección de Beatriz Fernández Aucejo y el joven pianista valenciano Jorge Tabarés, como solista, proponen un repertorio de dos grandes autores del romanticismo de finales del siglo XIX: Antonín Dvořák y Edvard Grieg. El concierto comenzará a las 19.30 horas en la Sala Iturbi y la entrada es gratuita con invitación, que hay que recoger a partir de una hora antes en las taquillas del Palau.

Ha sido la primera vez que la nueva directora de la Orquestra Filharmònica de la Universitat de València tomaba  la batuta al frente de la Orquestra y se convierta así en la primera mujer directora titular de una orquesta universitaria española. "Los estrenos son siempre momentos donde sale el nerviosismo, por tener la responsabilidad de ser la parte visible. Aunque este concierto nos dará mucha energía para seguir trabajando en los programas que tenemos, muy ambiciosos y completos. Nos hará superarnos como grupo, como formación y como identidad ", ha afirmado la directora.

Beatriz Fernández Aucejo toma así el relevo de Hilari Garcia Gázquez, quien ha sido director de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Valencia los últimos ocho años. "Estoy muy ilusionada, porque el concierto da la anacrusa de la pieza sinfónica que será esta temporada", ha añadido.

Se trata de una ocasión para congregar la comunidad universitaria en una de las celebraciones académicas más importantes del curso y llevar al escenario del Palau la música de dos compositores románticos de peso, grandes referentes de la música tradicional y folclórica de sus respectivos países, que contribuyeron a la creación de su identidad musical nacional.

Las Danzas eslavas abrirán el concierto. Compuestas en 1878 por el checo Antonín Dvořák (1841-1904), el autor quiso acercar al público las esencias de su tierra, la música austrohúngara (de Moravia, Polonia, Ucrania o Yugoslavia). Sus danzas son uno de los más claros ejemplos de la influencia del folklore checo en su repertorio y, además, le otorgaron prestigio internacional. Un total de 16 danzas, creadas por encargo de su editor a partir del primer encuentro de Dvořák con Brahms, con melodías basadas en bailes populares checos y eslavos, entre los que hay polcas y mazurcas con que aspiraría a vivir el éxito de las Danzas húngaras del alemán.

Asimismo, este año se repite por segundo año consecutivo la fórmula del piano solista con la participación del joven pianista Jorge Tabarés, que interpretará con la Orquestra, en la segunda parte, el Concierto para piano y orquesta en la menor (1868) del compositor y pianista noruego Edvard Grieg (1843-1907), único concierto para piano y orquesta que terminó.

Sobre el programa, Beatriz Aucejo ha expresado: “la primera parte son unas piezas realmente de música identitaria; por lo tanto, hay una parte de piezas un poco más ligeras, y otras un poco más emocionales. Todo esto lo combinamos con la segunda parte, ya que es muy importante, sobre todo en una orquesta, saber acompañar, saber adaptarse al acompañamiento y ser muy flexibles a la hora de apoyar una voz principal”.

En cuanto a la segunda pieza del concierto, el pianista Jorge Tabarés explica: "La obra de Grieg es un concierto clave en el curso del romanticismo en el siglo XIX y una pieza que tarde o temprano todos los pianistas afrontan". Este concierto forma parte de las obras de juventud del compositor. "Recoge influencias del Concierto de Schumann, ya que el comienzo es casi un guiño hacia él; además, introduce armonías y elementos folklóricos nórdicos, propios de su tierra natal ", ha matizado Tabarés.

El joven músico valenciano ha calificado como un "honor y una gran satisfacción poder tocar con la orquesta", y especialmente hacerlo "rodeado de los músicos con los que me formé en mi infancia".

Su participación en el concierto cumple una de las finalidades propias de la Orquesta: la promoción de los artistas valencianos actuales. "Pienso que para los pianistas la obra de Grieg es una pieza referente de repertorio, y para Jorge la oportunidad de tocar como solista, acompañado por una orquesta, es muy interesante. Es una parte importante de su educación musical, ya que normalmente los pianistas se forman como solistas, más protagonistas, y para recitales, pero es una manera de trabajar la otra parte: estar pendiente de escuchar la orquesta, en comunicación con la directora... Para las dos partes es interesante hacer este tipo de programas y de conciertos", ha explicado la directora de la Orquestra.

Jorge Tabarés es un joven músico de Sagunto que recientemente, en mayo de 2018, completaba sus estudios de grado de la doble carrera en Composición y Piano en la Mannes School of Music (Nueva York). Además, ha sido premiado en numerosos concursos internacionales, como el Metropolitan International Piano Competition de Nueva York, 2016.

 

Fecha de actualización: 18 de Octubre de 2018

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadística y para mejorar su navegación. Más información

Aceptar / Acceptar