Estás en: > > La Nau conmemora el centenario de la Escuela de Cerámica de Manises con una exposición

La Nau conmemora el centenario de la Escuela de Cerámica de Manises con una exposición

Trabajo cerámico de Susana Gutiérrez,

Trabajo cerámico de Susana Gutiérrez,

La Sala Oberta de La Nau acoge la exposición ´Sincronías. Tres procesos cerámicos´, con motivo del centenario de la Escuela de Cerámica de Manises. La muestra recoge tres tratamientos cerámicos diferentes a través de tres autoras: Asako Arai, Susana Gutiérrez y Ana Llorens.

Esta exposición, que se puede visitar hasta el día 21 de febrero, es la convergencia de tres miradas, la japonesa, la vasca y la valenciana, para comprender el poder de la cerámica como canal de expresión que siempre ha acompañado al ser humano.

Se trata de un proyecto comisariado por Pascual Timor y María José Sanz que forma parte de los actos conmemorativos del I Centenario de la Escuela de Arte y Superior de Cerámica de Manises. Actualmente, este centro ha logrado convertirse en un referente mundial para la enseñanza de la cerámica que integra las nuevas técnicas y procesos en la formación de los futuros artistas, profesores, diseñadores e investigadores, que llegan a la escuela de países extranjeros, como Japón, Portugal, Corea, Turquía y Francia, entre otros.

La exposición permite conocer la forma de tratar la cerámica de tres artistas. En la Sala Oberta se exponen las obras y el proceso de preparación, diseño y modelado de las mismas. Cerámica artesana para alta hostelería, escultura cerámica para espacios exteriores y artesanía inspirada en la naturaleza conforman esta muestra.

En el trabajo de la artista japonesa Asako Arai, la cerámica se hace presente a través de lo orgánico y lo natural, tanto en la forma como en la decoración de las piezas. Le interesan los detalles y las formas de los seres vivos. Le interesa ubicar las piezas cerámicas en la naturaleza y trabajar piezas de gran formato. Considera que el material cerámico es ideal desde el punto de vista físico por su resistencia y durabilidad frente al clima y los cambios meteorológicos, y también desde el punto de vista orgánico por la característica natural del material cerámico, barro cocido, que puede mimetizarse perfectamente en un entorno natural.

‘Nahas’, o ‘nahastu’, en euskera quiere decir ‘mezclar’ y para Susana Gutiérrez es un nombre muy apropiado para su trabajo, ya que este modelo venía de la idea de la maraña, que en euskera es ‘nahapila’. Mezclar es una acción que se repite tanto en cocina como en el proceso de fabricación cerámico, de igual forma que en la cocina de un ‘Akelarre’ se mezcla la tradición con vanguardia, también su trabajo mezcla la artesanía con el diseño industrial.

Para Ana Llorens el té forma parte de una larga tradición social en diferentes países y culturas: la forma de tomarlo, la hora y los recipientes marcan las diferentes culturas, las zonas geográficas e incluso las filosofías de vida.

El trabajo de esta autora se inicia con un estudio y análisis de los usos y costumbres del té en diferentes culturas. El tiempo de tomar el té es la motivación de su trabajo, como tiempo también utiliza para fabricar sus teteras. Después de viajar por diferentes culturas, se detiene en su taller para construir su “tetera universal”, en la que detener el ajetreo diario y llenar de vitalidad el día a día.

Fecha de actualización: 28 de Enero de 2016

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadística y para mejorar su navegación. Más información

Aceptar / Acceptar